Marca la diferencia con el setting de tu moto

Dentro de una competición donde cada escudería cuenta con el mismo motor, es esencial una buena elección y set-up del resto de componentes, igual de importantes como el tren delantero, neumáticos o carenados. En este artículo trataremos los conceptos fundamentales para intentar destacar y ser más rápido que el resto, porque los detalles importan.

La importancia de los neumáticos

Comenzando por la parte delantera, encontramos los neumáticos. En el caso de MotoStudent, los prototipos cuentan con 90/80 R17 el delantero y 120/60 R17 el trasero. Está claro que dependiendo del presupuesto se pueden adquirir neumáticos de competición (slicks, exclusivos para competición) de diversas marcas, pero es muy importante dos conceptos, la presión y la temperatura. La presión adecuada, medida en caliente y una temperatura alta (mediante calentadores específicos) antes de rodar, permitirán un agarre sin igual en el asfalto de circuito y ayudará al piloto a moverse más ágilmente.

Sin salirnos de esta zona, los neumáticos serán montados en unas llantas cuyo peso y diseño son factores a tener en cuenta antes de decir cuáles compramos. Un peso ligero, un diseño deportivo capaz de soportar los esfuerzos de las carreras y un material de fabricación capaz de reunir los dos factores anteriores, determinará nuestra elección.

Suspensiones y frenos

En el tren delantero hay dos elementos básicos a tener en cuenta: horquillas y sistema de frenos. El tipo de suspensión por excelencia son las horquillas invertidas, comúnmente utilizado en el mundo de las carreras de motociclismo. Al igual que con los neumáticos, aparecen muchas marcas pero hay un par de aspectos a destacar para preparar las horquillas. El conjunto de cartucho (sistema principal de amortiguación de las barras de suspensión) y muelles, dependiendo del uso, podremos elegir un conjunto de dureza mayor o menor y de altas calidades que determinará la amortiguación y desempeño en circuito de la moto. Y el otro aspecto, referente al sistema de suspensión, es el aceite que incluye este sistema. Una densidad y unas propiedades específicas marcarán el correcto funcionamiento del conjunto de barras de suspensión.

Por lo que hace a lo que hace al sistema de frenos, quitando la bomba y las pinzas de freno que son compartidas en todos los prototipos, nos quedan las pastillas, discos y líquido de frenos. Tanto las pastillas como los discos es importante el material de composición de estos que marcará un comportamiento más deportivo y radical. En categorías de alto nivel como MotoGP, se utilizan compuestos cerámicos para estos componentes. El líquido de frenos el factor más importante es el punto de ebullición, que según el modelo mejorará  el tacto al frenar y así evitar esponjosidad al accionarlo.

Y finalmente, el amortiguador trasero, que al igual que la suspensión delantera comparte los mismos conceptos: líquido y muelle, y también los mismos requisitos y limitaciones.

Es cierto que también existen otros componentes igual de importantes pero son más técnicos y complejos, como los carenados, chasis o geometrías. En resumen, estos son los conceptos más sencillos necesarios para un mejor funcionamiento en competición y que están al alcance de cualquier usuario que desee preparar su moto para un día de tandas en circuito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s